¿Es malo que tu hijo tenga un amigo imaginario?, ¡entérate aquí!

Llegan a casa sin avisar y se instalan de forma permanente en la habitación de tu hijo, se convierten en su mejor amigo y comparten largos ratos de juego. Tienen una personalidad muy bien definida, se visten de manera diferente a la de tu hijo, son capaces de hacer cosas que él todavía no y en algún momento empiezan a generar una preocupación en ti.

¡Tranquila! Tu hijo tiene un amigo imaginario y no hay que ir corriendo al hospital para averiguar qué extraña enfermedad ha atacado su pequeño cerebro. En esta nota te presentamos a esos héroes creados en la imaginación de tu niño que, aunque no te hayas dado cuenta, tiene mucho poder en las decisiones que tomará.

¡Bienvenido a casa!

En una encuesta rápida entre mis compañeros de oficina descubrí que no soy el único que de niño no tuvo un amigo imaginario o tal vez no recuerdo que haya existido. Me hubiera gustado saber cómo es la relación con un personaje inventado o qué tan influyente puede llegar a ser.

Como en temas de este tipo no basta con leer, me contacté con Lucero Papa Burgos de la web Mamá de 2 Chancletas, ella, como sicóloga y mamá ha visto muchos casos de estos y me ayudó a entender cómo es que aparecen estos pequeños y a veces, no tan amigable, personajes.

Son varias las razones por las que un niño llega a tener amigos imaginarios, algunos se van formando por la influencia que reciben del exterior y la edad más común para la aparición de uno de ellos es durante los 2 o 3 años.

Lucero me cuenta que «Uno de los factores de mayor influencia es la fantasía (lo que es completamente normal) el deseo de  liberar el estrés y la ansiedad además de brindarles la compañía que no encuentran en su espacio común»

El desarrollo de un mundo paralelo

Dentro de los muchos resultados que encontré en la Internet respecto al tema, me llamó la atención de manera especial un programa de televisión para niños que se transmite por cable llamado «Mansión Fosters para Amigos Imaginarios» y reúne, de alguna forma, ese lado explorador del niño que empieza a relacionarse con más de un ser creado en su imaginación.

En esta serie, el problema ocurre cuando el niño crece, se empieza a generar un desinterés por ellos y por tanto son abandonados y deben cuidarse por su propia cuenta. Por esta razón, se funda una mansión para todos estos amigos imaginarios abandonados llamada «Mansión Foster para Amigos Imaginarios», ubicada en 1123 Wilson Way.

Si alguna vez le has prestado atención a esta serie puedes tener una idea del asunto y aunque pueda parecer solo una caricatura, revela de manera simple cómo es que se desarrolla este mundo paralelo.

La posición de los padres frente a este acontecimiento debe ser muy bien cuidada, dice Lucero, que agrega: «Como padres debemos actuar de la manera más normal, a veces nos pedirán ser parte del juego y habrá que jugar»

«Para los niños podrían ser una decepción que los padres no crean en su amigo imaginario, que duden de que está ahí jugando con ellos. Es una etapa y como todas pasará, no hay que nada para que los amigos imaginarios desaparezcan»

La etapa del pensamiento mágico

La primera infancia es la etapa clave para la aparición de estos amigos, es la edad en la que la imaginación produce muchas cosas…

No es negativo, ni positivo, es absolutamente normal. Los amigos imaginarios aparecen entre los 2 y 3 años aproximadamente, a los 7 años ya casi no existen más porque los niños comienzan distinguir la realidad de la fantasía.Todo este tiempo es normal que nuestros hijos tengan amigos imaginarios.

Te en cuenta: un amigo imaginario puede tener forma física, puede ser por ejemplo, su carro preferido, un soldado de su colección, un avión o cualquier juguete con el que haya estado tan relacionado que empiece a encontrarle gusto.

Irina, una de las redactoras de Mujer Activa, se animó a contarme su experiencia con Dolly, la muñeca que tuvo durante los seis años  y de la cual me cuenta:

«No sé ni cómo comenzó a desarrollar una personalidad específica. Tenía sus propios gustos, deseos, etc. y era muy diferente a mí, en general creo que exactamente lo contrario. Es más, se peleaba con mi hermano o con mi primo a veces y yo trataba de «reconciliarlos.

¿Cuándo es negativa la presencia de un amigo imaginario?

Aunque ya habíamos definido que estos personajes no causarán mayor problema en el desarrollo de tus niños es importante aclarar un punto. Solo si crees que el pequeño influye en el proceso de socialización deberás prestar atención.

Cuando el niño prefiere de manera constante jugar con él/ella que con sus amiguitos de verdad, cuando prefiere al amigo imaginario y ya no desea participar de otras actividades. Pero no es el amigo imaginario el problema, es aquello que angustia al niño y no está descargando.

Nuevos aprendizajes

Un amigo imaginario va más allá de juegos, misterios e interrogantes, estos seres creados configuran esa parte del pequeño que todavía no ha aprendido a explorar y es por eso que en muchas ocasiones los ayuda a sentirse capaces de hacer algo bajo la lógica de «Si mi amigo puede, yo también puedo intentarlo»

Lucero Papa anota algunas presiciones que te pueden dar más luces acerca de los aprendizajes e influencia de los amigos imaginarios:

«Los entretiene, deja que fluya su imaginación ya que describen totalmente al amiguito: personalidad, ropa, entre otros. Los amigos imaginarios son también escapes emocionales, a través de ellos los niños liberan sus temores, angustias, entre otras emociones»

Recuerda que no influyen en la personalidad de los niños. Aparecen normalmente en hijos únicos o entre hermanos menores que se llevan mucho años de diferencia con los mayores. En cuanto el niño comienza a socializar con otros niños, los amigos secretos van desapareciendo hasta no aparecer más

Además de sus aportes como sicóloga, Lu nos cuenta la experiencia con su hija menor…

«Mi hija de 4 años tiene amigos imaginarios, no tiene 1, creo que tiene un batallón de amigos. Es súper imaginativa y de cuando en vez establece juegos con ellos, a veces nos invita a su papá y a mi participar y lo hacemos con gusto. Es necesario asumir que es una etapa normal en el desarrollo de los niños»

Tener amigos imaginarios debe ser súper divertido y apuesto a que tu niño tiene uno ¿Sabes cómo se llama? ¿Qué es lo que más le gusta hacer con él?

 Imágenes: YouSayTooPequelia, Launcher, SaludActual,

Etiquetas : , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados