De vuelta a clases: cómo superar la ansiedad y el estrés

Falta poco para el final de las vacaciones y el comienzo de otra jornada escolar. Este nuevo periodo puede ocasiona estrés para tu niño, por lo que hay que estar preparados como padres, para afrontarlo.

Volver a clases nos puede parecer un lejano recuerdo de cuadernos, lápices, nuevos maestros, uniformes, clases y recreo. Un viejo recuerdo que, siendo la realidad de tus niños, puede llevarlos a estresarse y a sentir ansiedad. Porque, hay que reconocerlo, ¿quién quiere que se acaben las deliciosas vacaciones de levantarse tarde, ver la tele, ira a la playa, jugar con los amigos del barrio e ir de paseo, campamento o viaje?

Aunque mis vacaciones no fueron nada espectaculares, sí recuerdo claramente lo feliz que me sentía cuando, a fines de diciembre, la directora de mi colegio de primaria decía solemnemente, tras la actuación de fin de año: “Declaro clausurado el año escolar 19XX..” y todos los niños gritábamos como locos de alegría.

Y luego pensar en esos días calurosos de juegos con los amigos, de diversión y alegría… quería que duraran para siempre. Y la verdad, la sacralidad del colegio, la exigencia de la enseñanza y el aprendizaje, la socialización con muchos niños y maestros es estresante.

¿Por qué es estresante volver a clases?

Según los especialistas, el periodo escolar es un aprendizaje de muchas cosas, más allá de la matemática o la historia. Es un aprender a socializar, a seguir y respetar reglas, a pensar y reflexionar, a relacionarse con los demás y asumir retos. Las tareas, y sobre todo, los exámenes son un reto y una responsabilidad de aprendizaje, que muchas veces, los padres contribuimos a convertir en una situación muy estresante para ellos.

Otros factores por lo que volver al cole se vuelve una ansiedad pueden ser:

  • Los horarios cambian: hay que levantarse temprano y seguir una rutina estricta en el día a día, como desayunar, asearse, ir al colegio a una hora estricta, seguir las clases a determinada hora, hasta volver a casa.
  • Enfrentarse de nuevo a compañeros molestos, agresivos o con que no se congenia, o profesores estrictos.
  • Conocer y hacer nuevos amigos (si se le cambia de salón) o profesores.
  • Si se cambia de colegio, peor aún, será todo un mundo nuevo para él: profesores, alumnos, el sitio, etc.
  • Nuevos útiles, nuevos libros que seguro se compararán con los de otros compañeros.

Por ello, debemos hacer que, ir a la escuela no sea para ellos un mal necesario, sino toda una aventura llena de cosas por descubrir.

Cómo superar la ansiedad de volver colegio

La ansiedad del retorno a clases debemos tratarla de manera gradual, comenzando por ir reorganizando los tiempos y las actividades de nuestros hijos. A continuación te alcanzo algunos interesantes tips que puedes ir poniendo en práctica un mes antes de que comiencen la escuela.

  • Modifica gradualmente sus horarios

Si, al comienzo, los horarios los tenía muy relajados, hay que irlos reajustando poco a poco. Yo te sugeriría que, un mes antes de retornar al colegio, comiences con esto, adelantando una hora su reloj despertador.

  • Involúcralo en la compra de los útiles

Que la compra de sus implementos para el colegio sea algo divertido y que le involucre, al fin y al cabo, tu niño será quien los lleve y use en el colegio. Llévalo contigo de compras y déjalo que escoja su mochila, cartucheras, lápices y cuadernos nuevos. Es más pídele que te ayude a forrarlos o prepararlos.

Evita más bien comentar que esta es la época en que más se gasta, etc. Que no haya nada negativo alrededor de este gran momento para tus hijos.

  • Un repaso previo

Para los niños que necesitan un repaso de lo que se ha hecho el año anterior, deberás escoger una hora de la tarde cada día, en que el niño está más predispuesto al aprendizaje. Repasa junto a él las materias más importantes en que veas que ha estado flaqueando el año anterior.

  • Aliéntalo en esta etapa

Si tu hijo está cambiando de aula, de profesor o de colegio, aliéntalo en su día a día, haz que te cuente cómo le fue y explícale que todo es cuestión de adaptarse a su nueva vida. No pases por alto ninguna de sus opiniones o comentarios, sobre todo si son negativos.

  • No lo presiones

No lo atosigues con sus tareas. Deja que se dé un respiro una vez que llegue a casa de clases, que se asee, se cambie, almuerce y vea un rato la TV. Luego, a hacer las tareas.

ImagenMaryRogersG, Pequelia, LaInformacion.com, ConsejosDeMedico, MiKinder.

Etiquetas : , , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Carla Gonzales

Egresada de Literatura en la UNMSM, periodista y correctora de textos y estilo. Actividades: leer, escuchar rock clásico, jazz, blues, proyectos literarios.