Ciencia divertida: experimentos para niños con frutas

El colegio es un buen lugar para desarrollar diferentes actividades junto a los niños. Todas las actividades programadas por los profesores están orientas al descubrimiento de su vocación y es por eso que las ferias de ciencias y experimentos son pieza tan importante en la currícula escolar.

El último trimestre del año está destinado de alguna manera a la entrega de proyectos en diferentes materias lo que puede estresar más de la cuenta a las mamás. Si tienes un pequeño en edad escolar y está súper entusiasmado por ganar el mejor premio, continúa leyendo este post

Las frutas no solo son apropiadas para mejorar la salud y dar energía a las personas sino también a los objetos.Una prueba de ello es su importancia en los experimentos de ciencias para el colegio, que siempre son exitosos.

Experimentos con frutas: la batería de limón

Un ejemplo de lo que les contaba en el párrafo anterior es la “Batería de Limón” una experiencia científica que puedes desarrollar con unos pocos pasos y productos. Perfecto para un proyecto de ciencia simple y fácil de hacer.

Niños poniendo en práctica la experiencia Batería de Limón

Materiales:

  • Dos objetos de metal (una monedad y un clavo, por ejemplo)
  • Un limón.
  • Una bombita de luz o LED (Diodo emisor de luz).

Para este experimento es importante revisar que todo alrededor esté seco y perfectamente libre de riesgos. Pasa el clavo a través del limón (fijate que una parte quede fuera) has lo mismo con la moneda.

Con ayuda de unos ganchos cocodrilo, lleva cada uno de los alambres del foquito a cada uno de los metales (clavo y moneda) y verás la luz encenderse.

Explicación: los objetos metálicos poseen electrodos, por lo que combinados con el ácido cítrico de la frutas (que es un conductor) logran accionar sobre el foco y encenderlo.

Experimento 2: la oxidación de las frutas

¿A quién no le ha pasado que dejó una manzana sobre el repostero por solo unos minutos y se oscureció? Un hecho tan simple y común nos puede llevar a un experimento bastante sencillo y fácil de entender para los pequeños.

El limón tiene propiedades antioxidantes

Materiales:

  • Una manzana partida en cuatro partes iguales.
  • Jugo de un limón.
  • Un cuchillo.
  • Cuatro platos pequeños.
  • cubos de hielo.
  • Pedazo de plástico (un poco más grande que el tamaño de la manzana)

Esta experiencia se divide en cuatro partes, aquí cada una de ellas:

  1. En el primer plato se pone uno de los trozos de manzana.
  2. El segundo plato llevará también un trozo de manzana pero este deberá estar cubierto con un plástico.
  3. En el plato tres se coloca un trozo de manzana y se añade el jugo de un limón
  4. El cuarto plato llevará el trozo de manzana restante y lo cubriremos con hielo.

Una vez realizados estos 4 pasos, deberás esperar por un periodo de treinta minutos y entonces podrás concluir que

“La oxidación es una reacción química que se produce por contacto con el oxígeno” (de ahí que la primera manzana se encuentra totalmente oscura.

Las otras tres estarán mejor conservadas por diferentes razones:

 

  • La segunda, al no entrar en contacto con oxígeno por el plástico, retarda el proceso de oxidación.
  • La tercera, a la que se le agregó el jugo de limón está perfectamente blanca. Esto se debe a las propiedades antioxidantes de la Vitamina C.
  • La cuarta manzana también se conserva igual gracias a la refrigeración, que otorga el hielo, en este caso.

Experimento 3: La Vitamina C

La ciencia también sirve para demostrar la importancia de las frutas y de consumirla, este tercer experimento es una clara prueba de ello.

Para este experimento son necesarios:

  • Dos recipientes.
  • Maicena.
  • Agua.
  • Zumo de naranja u otro cítrico.
  • Tintura de yodo (puedes conseguirla en las farmacias)
  • Fuente de calor.

  • El procedimiento es bastante sencillo, se comienza mezclando una cucharadita de almidón de maíz (maicena) con una taza de agua y poner a hervir.
  • Usar 10 gotas de la mezcla anterior y una de tintura de yodo y añadirlas en medio vaso de agua. Añadir el zumo de naranja (limón o cualquier cítrico) gota a gota hasta que desaparezca el color.
  • En otro recipiente probar con zumo de limón que fue hervido por unos cinco minutos.

Los jugos de frutas cítricas son mejores si son frescos

La diferencia saltará a la vista. El color azulado de la primera mezcla se desvanece si se calienta o añade una buena cantidad de jugo de fruta con vitamina C. De esta manera se demuestra que hervir cítricos destruye parte de sus vitaminas y por ello lo más recomendable es consumirlos directamente.

¿Qué otros experimentos conoces? a mi sin duda me gusta más el de la pila de frutas y siempre salva de apuros. ¡Espero tus comentarios!

Imágenes: Butte4, Decocinasytacones, BlissCamanVisualPhotos, TheLearningTrail, FreePhotos, GrupoEducativo.

Etiquetas : , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados