¿Qué responsabilidades darle a mi hijo con su mascota?

Traer una mascota a casa es un evento importante para cualquier niño. A ellos les ilusiona tener animales que se alegren con verlos, adoran cuidarlos, observarlos, jugar con ellos y hablar de ellos con sus amigos. Los perros siguen siendo los favoritos por su cariño devoto y su infatigable alegría, pero los gatos también se ganan el corazón de los más chicos a punta de arañazos y tiernos ronroneos.

tips-for-photographing-kids-and-pets

En las regiones es habitual que los niños desde muy pequeños ayuden a sus padres en las labores domésticas. Además de las mascotas citadinas, ellos se hacen cargo de ovejas, vacas, cerdos, gallinas, patos y muchos animales más. Provengan de donde provengan, el amor de los niños hacia sus animales es grande, pero deben hacerse responsables por ellos también.

Madre, niño y corderito en los Andes peruanos

 

Si tu pequeño sueña con tener una mascota, es esencial que definas con él cómo y cuándo tiene que ocuparse de ella. Ten en cuenta su edad, sus alergias y su tiempo.

1. Alimentarlo

Esto no es nada del otro mundo. Solo tiene que abrir una lata, esparcir alimento en un plato, o servirle agua, y no le toma más de 5 minutos. Puede hacerlo cada mañana antes de ir al colegio.

2. Sacarlo a pasear

Es conveniente que salga acompañado por otro adulto en caso algún animal se altere y lo pueda lastimar. Aprovecha las tardes para caminar con él y el nuevo miembro de tu familia. No olvides recoger los desechos que deje.

3. Jugar con él

Los animales también se deprimen. Para que esto no ocurra, tu hijo y su mascota deben compartir juegos, caricias y sobre todo, toda la familia debe cuidarlo y recompensarlo cuando se porte bien.

children-with-dog

4. Establecer límites

Nuestros niños a veces no resisten los ojos suplicantes de sus animales y los dejan treparse a muebles, camas y hasta alacenas. Sin embargo, es mejor que le dejes claro que no puede desautorizarte por su propia salud. Y porque, al crecer, el animal se acostumbrará a hacer lo que quiera.

5. Asear su espacio

Así sea un hámster o un gato, necesita tener un lugar limpio. Esto beneficia a toda la familia, ya que así no se contagian de bacterias y la casa permanece limpia. Una escoba, arena y un recogedor servirán para empezar, pero alguien más debería encargarse de desinfectar con químicos.

6. Estar al tanto de su salud

Probablemente tu hijo sea quien pase más tiempo cerca al animal y como es necesario llevar un registro de sus vacunas y enfermedades, pídele que te informe si el animal se comporta inusualmente para que un veterinario se haga cargo.

Disfruta de la compañía de tu mascota con precauciones. Los animales son cariñosos, pero a veces no miden su fuerza. Por ello, también aprende a castigarlos sin violencia: llámales la atención, prívalos de algunos mimos y entrénalos.

Etiquetas : , , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados