¿Qué hacer si mi niño está pasando por una depresión amorosa?

El amor no tiene edad, y los niños tampoco están libres de fijarse en alguien. Alguna persona en el colegio, en el parque, cerca a la casa o incluso un amor platónico pueden marcar a nuestros pequeños, sin embargo, cuando estas ilusiones no son correspondidas, ellos se sienten decepcionados y a menudo dudan de sí mismos.

A medida que se acercan a la pubertad muchos niños y niñas toman la iniciativa de emprender una relación que probablemente podría resultar cómica y tierna para nosotros, pero cuando esta llega a su fin ellos y ellas pueden llegar a atravesar momentos de tristeza.

Hemos elaborado una lista de recomendaciones para estos casos. ¡Atenta!

1. Respeta sus actitudes

Si lo ves llorar, si no quiere salir de su cuarto o si notas su sufrimiento, no lo minimices. Tu conducta le dará a entender a tu hijo que te parece gracioso o insuficientemente serio como para darle su lugar. Comienza por escucharlo con atención y no lo llames ‘exagerado‘.

child3

2. Dale tiempo

¿Recuerdas cuando terminaste con tu primer novio?, ¿no querías estar sola y sin comer, o en su defecto, engulliste kilos de comida sabrosa? Cada persona tiene diferentes reacciones, por lo tanto, si tu pequeño comienza a actuar de otra manera, entiéndelo. Sin embargo, procura estar para él sin irritarlo.

child 5

3. Distráelo

Organiza un paseo familiar o una tarde solo con él. Cómprale algo que él desee, vayan al cine, invita a su mejor amigo a casa. Un corazón roto es tremendamente obsesivo, y un camino sano de superarlo es mediante la imaginación bien orientada. Anímalo a que se concentre en otras cosas.

child apoyo

4. Valóralo y enséñale a valorarse

Recuérdale a tu hijo cuán importante es para ti y para las personas que de verdad lo aprecian. Proponle realizar un autoexamen para que se conozca a sí mismo. Así, él conocerá sus fortalezas y sus debilidades, y podrá comprender que tus palabras bonitas no son producto de que simplemente seas su mamá, sino que de verdad es un ser humano valioso.

child 2

5. El dolor pasa, la experiencia queda

Una vez más, trasládate al momento de tu vida en que sufriste por amor. Ahora vuelve a este momento y date cuenta de que solo te queda el recuerdo. Cuéntale a tu hijo sobre tu vida, reconfórtalo al decirle que por más duro que parezca ahora, más adelante se sentirá mejor. No te sorprendas si él es pesimista, solamente enséñale que estar solo es positivo y que puede ser un momento de crecimiento personal, de descubrimiento. Y que si alguien más llega a su vida en el futuro, sabrá actuar mejor.

 

Etiquetas : , , , , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados